PLAGAS.

Una plantación de interior o un invernadero, es un hábitat artificial, que posee excelentes condiciones para la propagación de plagas de insectos. Las plantas de interior, una vez contaminadas, son particularmente susceptibles a los estragos de casi cualquier plaga, puesto que no están expuestas al viento, ni a la lluvia, ni al frío, ni a los predadores naturales que les ayudarían a resistir el ataque invasor, en el exterior. Los insectos que atacan a la cannabis en el cultivo interior, hacen su trabajo mejor, ya que viven en una atmósfera cálida y estancada.
Es por esto que una corriente constante de aire en movimiento, que arrastre aire fresco hacia el interior y ventile el caliente hacia el exterior, ayudará enormemente a prevenir el inicio de plagas.

  • Una adecuada y continua ventilación también ayuda a prevenir la aparición de hongos y cualquier tipo de proceso de descomposición.
  • Nunca cultives plantas de interior junto con tus plantas de cannabis y nuca te dediques a éstas después de haber manipulado a aquellas o tu huerto de hortalizas, porque tú o tu mascota podríais transportar los insectos nocivos o las enfermedades la interior de vuestro cultivo.
Los dos insectos más devastadores en el cultivo interior, son los ácaros y las moscas blancas, son extremadamente contagiosos, pero no matan a las plantas, sólo las debilitan. Los ácaros pueden tener acceso a tu plantación a través de tus manos, tu ropa o entre el pelo de tu mascota, o bien a través de ventanas abiertas, o deslizándose a través de grietas del suelo o las paredes.
Las plantas de cannabis jóvenes, son las más vulnerables a los ataques de insectos, pues no han desarrolado todavía una gran producción de cannabinoles, que son sus defensas naturales, frente a plagas y enfermedades.
Cuanto más joven es una planta, más devastadores pueden ser los efectos de una plaga, no sólo porque su tamaño sea pequeño, sino porque la plaga puede quedarse en la planta durante el resto de su vida.
si descubres ácaros o moscas blancas, tienes la opción de inducir la floración de forma inmediata, de modo que las plantas maduren antes de que la plaga cause graves daños.
la prevención es el mejor método puesto que, una vez iniciada la plaga, lo único que se puede hacer es intentar contenerla, más que erradicarla completamente. muchos insecticidas que ofrecen librar tu jardín de plagas, rara vez acaban con todas ellas y con sus huevos. Medidas de prevención o contención serán más eficaces que pulverizadores con insecticidas(que estropearan tu cosecha).
No obstante hay algunos insecticidas recomendados para controlar las plagas descritas anteriormente. Todos requieren que se pulverice regular  y repetidamente para tener alguna probabilidad real de librar tu jardín de la plaga indeseada. Hay que repetir las pulverizaciones en los intervalos recomendados varias veces, incluso aunque ya no se vean insectos, puesto que los huevos y ciertos estados de pupa son resistentes a cualquier insecticida; de lo contrario la plaga pronto reaparecerá y en abundancia.
También es una buena idea, añadir una o dos gotas de detergente lavavajillas a cada litro de insecticida con el que pulverizaremos. El detergente, es un agente humidificante que ayuda al insecticida a penetrar en las hojas"peludas" de la cannabis y es el mejor modo para que el insecto predador se "infecte".
Hay otros pesticidas en pulverizador, no mencionados aquí que pueden ser efectivos contra alguna plaga en particular. Cuando busques alguno de éstos en concreto, fíjate si el envase especifica las plagas contra las que actúa.
Asegúrate que el producto sea indicado para la planta( de consumo humano) y anota el número de días que hay que esperar, después de pulverizar, para poder utilizar la planta sin correr riesgos.


Los PULGONES son la plaga más común, especialmente en invernaderos o en cultivos al aire libre. Afortunadamente, son fáciles de matar y eliminar.
Son insectos de cuerpo blando, ovoide y con antenas, y pueden tener un tamaño entre una cabeza de alfiler y una cerilla. Pueden tener alas o no. Su color puede ser desde el rosa al negro, pero en la planta de marihuana los pulgones son generalmente verdes o negros. Las hojas o brotes infestados pueden estar deformados, rizados o arrugados.
Los pulgones son partenogenéticos ( Las hembras pueden parir sin ser fecundadas por los machos) y proliferar en grandes cantidades se se dejan libremente. Se congregan inicialmente en los brotes en crecimiento o en el envés de las hojas jóvenes, donde son fácilmente visibles y accesibles.
Iniciar la guerra, recorriendo los brotes con tus dedos para aplastarlos. O lleva cada planta fuera, en una bañera y arranca los pulgones con un fuerte chorro de agua, antes de pulverizar con un insecticida.
NUNCA DEJES QUE UN VENENO, SE INFILTRE EN LA TIERRA DE CULTIVO.
Los pulgones son uno de los pocos problemas, que un tratamiento con agua y jabón, puede controlar de forma razonable.
Un lavado concienzudo con una solución jabonosa, de jabón de escamar, reduce la población hasta proporciones aceptables, en las plantas muy pequeñas. Un tratamiento no químico y aún mejor son pulverizadores con un preparado a base de 3 guindillas o chilis, una cebolla o dos y un par de dientes de ajo.
Se muelen, pulverizan o machacan los ingredientes y se dejan reposar en dos litros de agua durante algunos días, agitando la mezcla de vez en cuando. Después se filtra la solución a través de una malla muy fina o de varias capas de estopilla. Utiliza un filtro de café, si la solución obstruye el pulverizador. Añade unas pocas gotas de detergente y pulveriza como harías con un insecticida.
Este método funciona muy bien al aire libre y parece que los pulgones, con gran satisfacción, buscan pastos más verdes, o quizás, más saludables. Este método funciona, además, con casi cualquier otra plaga.

La Pyretrina, es un principio activo de algunas plantas, que se puede usar como insecticida natural. Producido por la familia del Chrysantemum; también se encuentra en las raíces del Pelitre, planta de la familia de las Anaciclus Pyretrum. No es perjudicial para los mamíferos y rápidamente se degrada en componentes inofensivos.
Muchos cultivadores eligen insecticidas compuestos de Pyretrina por su eficacia, origen natural y por no ser dañinos.
los ÁCAROS y las MOSCAS BLANCAS proliferan rápidamente y tienen un ciclo vital que hace difícil su erradicación total. Si consigues mantener sus poblaciones bajo control, habrás tenido éxito en tu objetivo principal.

Los ÁCAROS son de pequeño tamaño, entre 0,25mm y 0,15 cm, criaturas en forma de araña o de cangrejo y que pueden ser de color negro verde, rojo o amarillo, y con frecuencia son en parte negros y en parte transparentes.
Probablemente lo primero que notes, es que la superficie superior de las hojas más bajas presentan pequeñas manchas, pequeños puntos blancos o amarillos causados por los ácaros al chupar los juegos de las plantas.
Observa al trasluz una hoja dañada y podrás observar unos puntos transparentes, que son daños causados por los ácaros, y otros puntos negros, que son los propios ácaros. Empújalos con el dedo y saldrán corriendo(habrás descubierto que, afortunadamente, tienes un problema se van huyendo)
Hay un ácaro eriófido, el Acropos cannabícola, que es un parásito específico de la cannabis. Su infestación está bien arraigada: verás una especie de telas de araña en los ángulos de las ramas y en los brotes de las hojas. Si esto te ocurre, tienes un problema serio, a no ser que las plantas ya estén próximas a su maduración, en ese caso, intenta mantener el daño al mínimo antes de cosechar. La pyretrina, es lo más eficaz, pulveriza a intervalos de 7 días y, al menos 3 veces No lo hagas si falta menos de 3 semanas para cosechar.
Lavar las plantas con agua y jabón no merece la pena, pues aunque es eficaz en otras plantas, no lo es con los caros de la marihuana, pues están protegidos por las hojas con cistolitos o pelos de la planta. Incluso aunque se utilice detergentes penetrantes, no parece que el tratamiento con agua y jabón sea eficaz.
Para prevenir la aparición de ácaros, pulveriza la plantas con agua fresca periódicamente. A los ácaros les gusta un ambiente seco y estanco.
Dos pulverizaciones semanales de agua fresca por la parte inferior de las hojas ayuda de manera significativa a prevenir las infecciones de ácaros en todas las plantas.
Una corriente de aire o un ventilador también ayuda a prevenir una contaminación inicial. Pulverizar con agua la parte inferior de las hojas periódicamente y mantener una ventilación son los mejores métodos no insecticidas a usar para prevenir una invasión de ácaros.
En jardines infestados, el descenso de temperatura hace que se reduzcan los ácaros, mas que afectar al crecimiento de las planta. Si observa que sólo una o dos plantas tienen ácaros, saca las del jardín o desplasalas hacia su periferia, de tal modo que su hojas no contagien las de otras plantas.
Un tratamiento contra ácaros y contra casi cualquier insecto que vale la pena consiste en pulverizaciones de productos usados generalmente contra mosca y cucarachas.
Estas fumigaciones son muy efectivas, pero probablemente venenosas en plantas que e tiene la intención de consumir; úsalos solamente en plantas con estados vegetativos de crecimiento, si otros insecticidas no han sido eficaces.
Fumigaciones y tratamientos sistémicos, son las mejores opciones para hacer frente a los ácaros, pero sólo en el estado de plantas en crecimiento.
No los utilices si las plantas están floreciendo.




Las MOCA BLANCA, como probablemente ya habrás adivinado, son blancas pero no son moscas. Son pequeñar mariposas, de uno 0.25 cm de largo. Se pueden ver los adulto
revoloteando erráticamente sobre el jardín, en cualguier momento que hagas algo con la planta.
Huevo, ninfas, pupas y los excrementos de los adultos, como pequeñas volas de miel, se pueden ver como puntos por el envés de la hojas. Puedes eliminar muchas de las larvas deslizando los dedos por el envés de las hojas y separando todas las hojas que ya estén muy infestadas.
Como con todos los insectos, si quieres practicar el "acoso y derribo", reduce la temperatura en tu lugar de cultivo, lo que hace que los insectos de debiliten.
Combátelas a base de pulverizadores a base de pyretrina. Hazlo a intervalos de 6 a 8 días, especialmente por el envés de las hojas.
Lava las plantas con jabón de escamas, para ayudar a mantener baja la población, pero será una pena si la planta ya ha pasado el estadio de floración.
Si no deseas usar insecticidas químicos, controla la población usando semanalmente jabón de escamas, o aspirando a los adultos. Pues es muy útil contra la moscas blancas y otros insectos la aspiradora. Simplemente agita cada planta, lo que obligará a los adultos a salir volando y podrás absolveros para que no vuelvan a salir nunca más. Después aspira por el envés de las hojas.
No librarás al jardín de plagas completamente, pero es un control que vale la pena si se acerca el tiempo de cosecha.


Los ESCARABAJOS MOLINEROS o de la harina son blancos, de unos 0.3 cm de longitud y parecen pequeñas cochinillas blancas y rizadas. Una vez que ya se han instalado, podrás ver una pequeñas formaciones como de lana o algodón, a modo de madrigueras en lo ángulos de las ramas o donde nace el peciolo de las hojas.
La cannabis no es una de sus plantas favoritas y son fáciles de eliminar o reducir a proporciones no perjudiciales.
Se eliminan frotando con una volita de algodón impregnada de alcohol. Busca y empapa cada escarabajo o cada madriguera algodonosa. El sulfato de nicotina también es eficaz si el procedimiento de "acoso y derribo" con alcohol, no controla la plaga.


Las COCHINILLAS de San José se rodean de una cubierta protectora dura o cérea en estado adulto. Miden entre 2 y 4 mm de largo aproximadamente. Las hembras adultas son de color marrón, inmóviles y se sitúan a lo largo de los tallos y ramas largas; en cambio las larvas se mueven por toda la planta.

Busca a lo largo de los tallos, donde se pueden ver unas protuberancias marrones y duras, o lo que parecen manchas o nódulos elevados muy adheridos al tallo, que contienen un insecto adulto.
Las plagas por estas cochinillas rara vez son graves, pero si aparecen en plantas jóvenes las puedes eliminar con productos pulverizadores a base de petróleo. Proliferan lentamente, por lo que su eliminación por contacto con una torunda de algodón empapada en alcohol es más bien un pasatiempo. También puedes probar rasgándolos con un cuchillo afilado. el procedimiento con alcohol o el escarbado son eficaces contra pequeñas infecciones si las observas con cuidado y las tratas de forma continuada

Los ESCARABAJOS PULGA, son pequeñas criaturas, semejantes a los escarabajos, de color negro, que se sostienen como pulgas. Sólo suelen atacar las flores, y rara vez aparecen en la marihuana.


Los THRIPS, son diminutos insectos, de la orden de los Tisanópteros, que no deberían constituir ningún problema. Tienen más aspecto de insectos que los escarabajos pulga y, con una mirada de cerca, podrás ver sus alas, rara vez invaden un cultivo de cannabis y su infestación no debería crear ningún problema.



ORUGAS. Es una denominación general para las larvas de muchos tipos de mariposas. Tienen un apetito voraz y la primera señal de su presencia son las porciones de hojas devoradas por ellas.
Algunas oruga adoptan el color de la planta huésped, por lo que son difíciles de detectar. El método de "acoso y derribo" es eficaz si tienes la paciencia de localizarlas.
Algunas orugas gravitan naturalmente hacia los brotes más suculentos así que, en primer lugar, oberva la parte más alta del tallo, pulverizaciones repetidas con Bacillus thurigensis, una bacteria beneficios, previene y elimina la orugas y muchas otras larvas y gusanos problemáticos.
Si encuentra hojas con porciones devoradas, pero no puedes ver las orugas, espera unas pocas horas después de apagar las luces; vuelve a encenderla y probablemente descubrirás a estos devoradores nocturnos cerca de las zonas más altas de las plantas.
TIJERETAS, COCHINILLAS de la humedad, MOSQUITOS y otros insectos que viven en el suelo, pueden ser controlados impregnando el suelo con ROTENONA,un insecticida muy tóxico.
La Rotenona es un insecticida natural derivado de las raíces de un árbol tropical sudamericano y de algunas legumbre. Aunque es muy eficaz contra frente a una amplia variedad de insectos, es especialmente útil contra las orugas, pulverizado o en polvo y también en forma de riego, contra las cochinilla de la humedad, mosquitos y otros insectos que e crían en el suelo. Dos aplicaciones eliminarán todas las plagas.
Todos estos insectos que viven en el suelo prefieren y proliferan más en suelos ricos en abono, humus y otros materiales orgánicos. En general, son claramente inofensivos, y sólo una pequeña molestia. Sin embargo, las tijereta y las cochinillas pueden comer y matar los brotes en germinación, y muchas plagas del suelo comen las raíces. Líbrate de ella, salvo que esté próxima la época de cosecha.
Mantén los venenos alejados de las plantas.
No dejes que el agua se derrame sobre los venenos, filtrándose al suelo.

PERROS y GATOS. No confíes en adiestrar a tus mascotas para que se mantengan fuera del jardín. La tierra es más natural para el instinto de los gatos que las bandejas domesticas, y el ambiente de jungla de las plantaciones de cannabis, es irresistible para la mayoría de los gatos. A ellos, y a algunos perros, también les encanta masticar la hojas y pueden destruir las plantas jóvenes fácilmente.
Una vez que las plantas ya son más grandes, tus gatos pueden pasar horas en el jardín, y el mordisqueo ocasional de algunas hojas no es perjudicial.
Bueno mi consejo, para la gran mayoría de plagas, desde los ácaros asta los gusanos, es la utilización de la PYRETHRINA, ya que casi todas las plagas son susceptibles a ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres saber más o tienes dudas de algo? o simplemente has visto fallos en la pagina, ayúdame a mejorar, realizando me preguntas o comentarios.